Compartir

Intolerancia al ruido y esclerosis múltiple

La sensibilidad o intolerancia al ruido puede ser uno de los aspectos que más incomodan a las personas con esclerosis múltiple y del que no se habla con frecuencia

Mantener una conversación con alguien cuando hay música de fondo o escuchar la radio mientras se conduce pueden ser algunos de los ruidos más habituales a los que se exponen las personas con esclerosis múltiple. Incluso ver una película puede llegar a ser incómodo. La intolerancia al ruido puede ser un síntoma de la esclerosis múltiple.

¿Cómo podemos controlar estas molestias?

Hacer una lista de ruidos que nos incomoden

No todos los ruidos incomodan de la misma manera. El sonido ambiente de un campo de fútbol en la televisión puede irritar a unos, pero a otros no. Si se conocen los ruidos que más problemas generan será mucho más fácil identificarlos y eliminarlos rápidamente.

Adaptación/entrenamiento al ruido

La capacidad de adaptación de las personas es una habilidad muy útil y un mecanismo de defensa para combatir la ansiedad. De esta forma podemos entrenar nuestro oído con audios de los ruidos que puedan provocar estrés. Es importante hacerlo gradualmente y aumentar poco a poco la intensidad del ruido.

Deshacerse del exceso de ruido del entorno

Hay que aprender a ignorar el ruido, lo que no significa que no afecte el inconsciente. Es recomendable ir a cada una de las habitaciones, sentarse y prestar atención. ¿Se oye algo? ¿Las agujas del reloj? ¿El ventilador del baño que sigue encendido? Hay que apagar cada aparato de las habitaciones de la casa hasta que se haya eliminado el último ruido.

Centrarse en un ruido a la vez

Oír ruido de fondo cuando se intenta hacer muchas cosas a la vez puede resultar especialmente incómodo, como por ejemplo hablar con alguien con la televisión encendida. Para evitar esta molestia, se debe intentar escuchar solo un ruido a la vez. Seguro que los resultados serán positivos.

Explícalo a los demás

Compartir con compañeros o con la pareja la incomodidad que provoca el ruido es una buena solución, siempre mejor que intentar esconderlo. Una forma de explicarlo es reconocer al grupo de amigos las dificultades que se tienen cuando se oyen varios ruidos a la vez y pedirles si podrían apagar la música solo durante un rato.

El proceso de ignorar el ruido muy probablemente provocará estrés. Sin embargo, si se hacen pequeños esfuerzos para intentar que el día a día sea más tranquilo el cerebro funcionará mejor, el estado de ánimo cambiará y la vida será más agradable.

 

 

Fecha: 04/08/2020

Fuente: www.aca.es

Artículos relacionados

Dormir con tinnitus

El tinnitus puede interferir con su sueño.

Leer más

La OMS: Grandes progresos en China para prevenir la pérdida auditiva

Durante las últimas décadas, China ha mejorado gradualmente sus medidas preventivas contra la pérdida de

Leer más

Conozca su salud auditiva de manera gratuita
con una prueba de audiometría y diagnóstico pediátrico en el centro de Zaragoza

PEDIR CITA GRATUITA